¿Por qué secuenciar el genoma?

Los principales objetivos de la secuenciación de los genomas animales y vegetales son la lucha contra las enfermedades y el aumento de la calidad de las producciones. El INRA ha contribuido de manera relevante a descifrar varios genomas desde el año 2000.

Cada célula viva posee un «esqueleto» formado por microfilamentos y microtúbulos que estructuran la célula y le dan forma en función de su orientación.. © Inra, GRANDJEAN Olivier
Pascale Mollier
Actualización: 09/06/2017
Publicación: 24/01/2016
Palabras clave: ADN - genoma - secuenciación

Genomas animales: producción y medicina

La secuenciación de los animales de granja empezó en 2004 con el pollo1. Aparte del consumo masivo de su carne, el pollo también es un modelo experimental para la investigación en inmunología y en biología del desarrollo.

A continuación, le siguió la vaca lechera en 2009. La utilización de técnicas de genotipado de alta resolución hizo posible identificar los genes responsables de la disminución de la fertilidad observada desde hace más de treinta años. Como consecuencia directa, se descartó el ganado menos fértil.

Otro imprescindible de la cocina es el cerdo, cuyo genoma fue descifrado por completo en 2012 por un grupo en que participaba el INRA. Con la secuenciación de su genoma, se pudo perfeccionar en gran medida la selección genética de esta especie. No obstante, los avances más esperados son los de la medicina humana, ya que el cerdo posee muchas variantes de genes causantes de algunas enfermedades humanas (obesidad, diabetes, párkinson, alzhéimer, etc.). Por último, la reciente secuenciación de la raza belga del cordero Texel permitió un gran desarrollo muscular del animal sin perder en calidad ni en sabor de la carne.

Genomas vegetales: calidad y resistencia a la enfermedades

Las plantas cultivadas también sacan provecho de la secuenciación de sus genomas.

2000 – Arabidopsis thaliana: modelo de planta de semillas.
2007 – Vid: resistencia a enfermedades (mildiú y oídio), mejora del rendimiento y diversificación de las cepas.
2012 – Tomate: modelo de solanáceas (patatas, pimientos, etc.).
2012 – Champiñón: identificación de enzimas de destoxicación y degradación de la materia orgánica, función en el reciclado del carbono.
2013 – Cebada: resistencia a las enfermedades y disminución de pesticidas.
2014 – Colza: nuevas variedades más resistentes a las enfermedades y de mejor calidad para el aceite y las tortas.

1 Pollo (2004), vaca (2009), caballo (2009), cerdo (2012), pato (2013), conejo (2014), oveja Texel (2014), trucha (2014).

DNA helix. © rolffimages.Fotolia, rolffimages

LA SECUENCIACIÓN DEL ADN: LA PRIMERA ETAPA HACIA EL DESCIFRADO DEL GENOMA

Una vez secuenciado el ADN, se necesitan aún muchos estudios para descrifrar un genoma. Hay que identificar los genes, su lugar en el genoma y su función, lo que requiere un esfuerzo de investigación para construir diferentes herramientas como tarjetas físicas genéticas, para estudiar el transcriptoma y el proteoma, etc. Se establecen colaboraciones internacionales para crear estas técnicas comunes, que los equipos utilizarán después para desarrollar sus propias temáticas.