El césped inglés, una selección ejemplar

Un gran estudio realizado en 2013 demostró que el ray grass inglés (el césped de los jardines y los estadios de fútbol) ha mejorado considerablemente gracias a un trabajo de selección llevado a cabo durante cincuenta años.

Césped del Jardín de Luxemburgo de París. © INRA, Christophe Maître.. © Inra, MAITRE Christophe
Pascale Mollier
Actualización: 09/06/2017
Publicación: 10/06/2016
Palabras clave: Césped - estadios - selección

Un gran avance en estética y resistencia a la pisada

«Máquina de pisar». © INRA, Stéphane Fourtier.. © Inra, Stéphane Fourtier
«Máquina de pisar». © INRA, Stéphane Fourtier. © Inra, Stéphane Fourtier

El ray grass inglés debe ser bonito y resistente para usarse como césped de terrenos de juego. Un estudio publicado en 2013 demuestra que los seleccionadores de césped han conseguido alcanzar estos dos objetivos en los últimos cincuenta años, puesto que la calidad estética y la resistencia a la pisada han mejorado sustancialmente. Estos dos criterios han sido los principales, a pesar de que cumplirlos impliquen decisiones con desventajas a corto plazo, como tener que emplear vegetación de bajo crecimiento que produce menos semillas. No obstante, el resultado vale la pena y confirma que los criterios de VATE1, requeridos por el CTPS2 para la inscripción de las variedades de césped en el Catálogo Oficial, son los correctos.

Escasa evaluación de la selección a largo plazo

Un estudio de este tipo requiere bastantes medios. Jean-Paul Sampoux3, el autor principal de la publicación, explica: «Durante tres años, unos expertos han evaluado visualmente la densidad, la fineza, el color y la resistencia a las enfermedades (criterios sobre el aspecto estético) del césped en cinco lugares de ensayo repartidos por toda Francia, en distintas épocas del año». Para medir la resistencia a la pisada de cada variedad, se ha diseñado una máquina especial ad hoc, que reproduce la acción de los tacos de los jugadores sobre el césped. Jean-Paul Sampoux continúa: «El estudio ha unido a una red de obtentores4, coautores de la publicación, que han aportado su experiencia e, incluso, sus recuerdos de las variedades antiguas (a algunos de ellos les queda muy poco para jubilarse). Después, se han buscado esas variedades y se han multiplicado los granos durante tres años».

Gran impacto del estudio

. © Inra
© Inra

El artículo de Jean-Paul Sampoux y sus colaboradores ha sido el tercero más descargado en la página web de la revista especializada Grass and Forage Science. Este gran impacto se explica porque el análisis de la selección en un lapso de tiempo largo aporta información valiosa para optimizar los esquemas de selección para hacer frente a nuevos problemas. Se ha realizado un trabajo similar para evaluar el progreso genético del césped inglés para utilizarlo como «forraje» esta vez. En el futuro, habrá que crear variedades adaptadas a cultivos mezclados con especies que presenten ventajas agronómicas importantes tanto en forraje como en césped, teniendo en cuenta las necesidades de adaptación al cambio climático.

1 VATE: Valor Agronómico, Tecnológico y Ambiental; establecido según un conjunto de características que una nueva variedad debe reunir para poder ser incluida en el Catálogo Oficial de Especies y Variedades (Francia).
2 CTPS: Comité Técnico Permanente de Selección; comité consultivo que asesora al Ministerio de Agricultura de Francia en las decisiones de inscripción de nuevas variedades vegetales en el Catálogo Oficial de Especies y Variedades.
3 Unidad de Investigación Multidisciplinaria de Praderas y Plantas Forrajeras, URP3F, centro INRA de Lusignan.
4 ACVF: Asociación de Creadores de Variedades Forrajeras (Francia); FNAMS: Federación Nacional de Agricultores Multiplicadores de Semillas (Francia). 

El Centro de Recursos Genéticos de Lusignan

En la región de Poitou-Charentes, se encuentra el Centro de Recursos Genéticos de Especies Forrajeras y de Césped del centro INRA de Lusignan. Alberga poblaciones naturales y variedades antiguas, entre las que hay varias de ray grass inglés seleccionadas para césped o pasto. El renombre del centro se debe a sus trabajos sobre la mejora genética de las variedades de gramíneas y legumbres destinadas a la alimentación de ganado o al césped deportivo. Por ello, el sector del césped deportivo se puso en contacto con la Unidad de Investigación Multidisciplinaria de Praderas y Plantas Forrajeras (URP3F) para comprender y detener la degradación de las superficies de juego. Más información en español

Estadio Pierre Mauroy de Lille. © INRA, DR. © DR

Alfombra verde de la Eurocopa 2016

El reciente estadio Pierre Mauroy de Lille, que acogerá varios partidos de la Eurocopa 2016, es un buen ejemplo. Gracias a la colaboración de los investigadores del INRA, el campo fue equipado con un dispositivo que mantiene la calidad del césped, que tiene que soportar los tacos de los jugadores y la sombra de las gradas. El dispositivo optimiza la posición de las rampas luminosas y su tiempo de exposición, de manera que se mantenga el crecimiento y el desarrollo del césped.