• Reducir tamaño de letra

    Reducir tamaño de letra
  • Tamaño de letra original

    Tamaño de letra original
  • Aumentar tamaño de letra

    Aumentar tamaño de letra
  • Imprimir

    Imprimir

El efecto «antienvejecimiento» de los polifenoles de la uva y del arándano en las personas mayores

El proyecto francocanadiense Neurophenol, el cual reúne investigadores e industriales, ha demostrado que una mezcla de polifenoles extraídos de las uvas y arándanos puede tener efectos beneficiosos en las personas que experimentan un deterioro cognitivo avanzado.

El efecto «antienvejecimiento» de los polifenoles de la uva y del arándano. © Inra
Dora Courbon, traducido por Natalia Bermúdez
Actualización: 08/10/2018
Publicación: 05/09/2018

El proyecto francocanadiense Neurophenol, lanzado en 2011, tenía por objetivo desarrollar un compuesto nutricional capaz de precaver el deterioro cognitivo causado por la vejez. Los científicos parecen haber alcanzado su meta, ya que una reciente publicación en la revista científica Journal of Gerontology: Biological Sciences demuestra que el producto formulado en el marco de este proyecto mejora significativamente la memoria en las personas que presentan un deterioro cognitivo avanzado. Dicho producto fue realizado a partir de polifenoles (antioxidantes presentes naturalmente en las plantas) extraídos de la uva y del arándano (1). Después de haber superado satisfactoriamente los experimentos con ratones, los científicos llevaron a cabo un ensayo clínico en voluntarios franceses y canadienses.

El grupo de voluntarios consistía en 215 personas saludables de entre 60 y 70 años. Durante seis meses, la mitad de ellos recibió un suplemento extraído de los polifenoles de estos pequeños frutos, mientras que la otra mitad recibió placebos. Los investigadores evaluaron las capacidades cognitivas de todos los participantes antes y después del ensayo, mediante pruebas neuropsicológicas. Según Véronique Pallet, coordinadora del ensayo clínico y codirectora del laboratorio NutriNeuro, las pruebas se centraban principalmente en la memoria episódica (relacionada con los recuerdos), la cual se ve bastante afectada por el envejecimiento. Los investigadores dividieron los participantes en cuatro grupos, de acuerdo con los resultados obtenidos antes del tratamiento (de los mejores resultados a los peores). En promedio, las personas del último grupo presentaban una edad cognitiva 15 años superior a su edad real.

Al analizar la totalidad de los resultados, los investigadores no pudieron comprobar ningún efecto significativo de los polifenoles. Sin embargo, al tomar en cuenta únicamente los resultados del grupo que presentaba un déficit cognitivo más elevado, se pudo observar un mejoramiento neto en las capacidades mnemónicas. De hecho, la memoria de los sujetos que originalmente se veían más afectados a causa del envejecimiento «rejuveneció» 14 años.

El papel del metabolismo

A pesar de ser bionutrientes esenciales, el cuerpo humano no sintetiza los polifenoles. Aunque su mecanismo de acción sigue siendo un misterio, se sabe con certeza que participan en la conservación de las funciones cognitivas. De hecho, los polifenoles contribuyen a la producción de nuevas neuronas y a la plasticidad neuronal, en otras palabras, el número y la actividad de las conexiones neuronales. El efecto de estos compuestos se manifiesta también en el resto del organismo, principalmente en la protección del sistema cardiovascular (un sistema clave en el envejecimiento cerebral). A pesar de todos los beneficios que aportan a nuestro cuerpo, este trata los polifenoles como toxinas, expulsándolos por medio de la orina. El grado de eficacia con la que el sistema excreta estas moléculas depende de cada persona, por lo que la cantidad de polifenoles disponible varía de organismo en organismo.

(1) Estos dos frutos tienen composiciones diferentes de flavonoides y estilbenos (dos familias de polifenoles) que se complementan mutuamente. Los polifenoles de la uva fueron extraídos a partir de productos vitícolas.

Más información

El proyecto Neurophenol

El principal objetivo del proyecto Neurophenol, que se llevó a cabo de 2011 a 2016, era elaborar activos nutricionales ricos en polifenoles de la uva y el arándano que contrarrestaran el deterioro cognitivo en los seres humanos y los animales. El proyecto internacional contó con la participación de socios académicos (INRA, Universidad de Burdeos, Instituto politécnico de Burdeos, Universidad Laval, INRS-Instituto Armand-Frappier y ONIRIS-Nantes) e industriales (Activ’Inside, Nutra Canada, Atrium Innovations, SPF-Diana y Fruit d’Or). Neurophenol contó con un presupuesto de 4,2 millones de euros, financiado principalmente por el Fondo Único Interministerial de Francia (FUI), el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), el gobierno de Quebec y varias colectividades territoriales.

Una vez concluido el proyecto, el Instituto de Nutrición y Alimentos Funcionales, de la Universidad de Laval, y la Unidad Mixta de investigación NutriNeuro (INRA, Universidad de Burdeos) crearon el laboratorio internacional asociado OptiNutriBrain, dedicado a la investigación de la nutrición y la salud cerebral.

> Página web de Neurophenol (en francés)

> Página web de OptiNutriBrain (en francés)

Referencia

Polyphenols from grape and blueberry improve episodic memory in healthy elderly with lower level of memory performance: a bicentric double-blind, randomized, placebo-controlled clinical study. The Journals of Gerontology: Series A, gly166.